Una prenda cómoda y útil para el embarazo es el pantalón. Los primeros meses el antiguo pantalón sienta bien. En los siguientes algunas mujeres aumentan la talla de sus pantalones como s se tratara de aumento común de peso. Pues bien, claramente no es la forma más adecuada de lucir un pantalón durante el embarazo. El únicamente aumentar la talla, tendrá como muy probable consecuencia, que el pantalón quede bien de cintura, es decir este adecuado al abdomen de la mujer embarazada, pero que hay de las piernas, lo más probablemente quedarán sueltos, y largos, por lo que además habrá que hacerle arreglos para que puedan lucirse mejor. Ante lo anterior, se presenta con fuerza el pantalón maternal, el que en las distintas tallas busca adecuarse al cuerpo de la mujer embarazada, no al de una mujer de talla mas grande, será así como una mujer en estado de gravidez conserva su talla, con la salvedad de que sus nuevos pantalones vienen con una parte especial, aquella que cubre el abdomen y está especialmente creada para la comodidad de la mujer y la seguridad del bebé que está por nacer.